Co-innovación: la tendencia inteligente de competir

La innovación se ha convertido en la visión empresarial de grandes organizaciones que destinan importantes recursos humanos y financieros para el logro de los objetivos de negocio.

La creación o innovación de un producto/servicio que resuelva las necesidades de las personas es compleja, pero qué pasaría si un equipo –que labora solo– realiza una alianza con otro y trabajan juntos. Sin duda, se ahorraría tiempo, costos y se tendría una nueva perspectiva de aquella idea volviéndola más grande o se podría tomar un camino más ventajoso.

Los mercados son complejos y es por ello que es necesaria esta combinación de conocimientos. En el mundo de los negocios la colaboración se convierte una estrategia inteligente de competir y las alianzas en el área de la innovación cobran mayor relevancia y multiplica las posibilidades de resultados exitosos.

No importa qué sectores, áreas de la compañía o el número de participantes, la co-innovación en un proyecto permite que las empresas trabajen enfocados en una misma dirección y avancen hacia un mismo objetivo, logrando importantes ventajas competitivas diferenciadas.

Estructura del modelo

Existen cuatro etapas posibles de inspiración y de actuación en la innovación colaborativa:

Etapa 1: corresponde con la decisión individual de la persona emprendedora o innovadora. En este proceso pueden surgir de cinco posibles orientaciones: nuevos clientes, nuevos productos, nuevos procesos, nuevos sistemas de distribución, o un nuevo concepto de negocio.

Etapa 1: corresponde con la decisión individual de la persona emprendedora o innovadora. En este proceso pueden surgir de cinco posibles orientaciones: nuevos clientes, nuevos productos, nuevos procesos, nuevos sistemas de distribución, o un nuevo concepto de negocio.

Etapa 3: corresponde a la colaboración con organizaciones de distintos sectores económicos: primario, industrial, sector terciario o de servicios, sector público, y las entidades sin ánimo de lucro.

Etapa 4: innovación con orientación hacia la responsabilidad social enfocada con respecto a la demografía, al medio natural, la sostenibilidad, la eficiencia y eficacia, y a los hábitos sociales.

REGRESAR